Las crisis era predecible

Una de las principales voces que sostienen que el mercado es un casino vino de la mano de Hernán Dobry, periodista especializado en finanzas con quien tuve el gusto de trabajar en Inversor Global. Hernán es editor de la revista,  además de un tipo inteligente y amable.

El punto de vista de Hernán tiene sus argumentos válidos. Repasemos algunos de sus planteos sobre el tema, copio uno de sus comentarios que me parece resume bien su punto de vista:

“Toda esta teoría es muy interesante pero en un mercado donde la mayoría de las operaciones las manejan Hedge Funds que se la pasan apalancando sus inversiones apostando con puts y calls en base a expectativas futuras. No puede ser menos que una timba. Así, llevaron los mercados a subir hasta donde no había fundamentals que lo sustentara y solventado por los equipos de research y analistas que se la pasaban poniendole nafta al fuego para que siguiera creciendo. Así la bolsa llegó a límites impensados, de la misma forma que los commodities, que subieron en base a apuestas y apuestas, apalancamiento y más apalanamiento y como dijo Arquímedes: “dame una palanca y moveré el mundo”. Así fue, lo movieron y ahora la sacaron y se fue todo al demonio.

¿De qué análisis me hablás cuando alguien compró hace 10 años Citi, Lehman, Bear o cualquier otro banco del mundo y ahora no valen nada. Qué decían los fundamentals y todos los analistas?”

La pregunta del millón es la siguiente: ¿podría un inversor sin acceso a información privilegiada haber previsto la crisis y actuado en consecuencia?

En un casino no hay forma de utilizar la información pública y extraer de ella un análisis que ayude a tomar mejores decisiones. Ganan siempre los mismos, la banca en este caso.

Mi opinión es que en las inversiones financieras se puede agregar valor analizando correctamente la información disponible. Digo que es posible hacerlo de manera recurrente, no que lo pueda hacer todo el mundo, ni mucho menos que se trate de un proceso infalible o exacto.

Al respecto, tengo bastante en claro que la crisis fue anunciada por una gran batería de indicadores realmente claros. De hecho, muchos inversores y analistas famosos lo pronosticaron; me vienen a la mente: Jim Rogers, Nouriel Roubini, Soros, Granthan, entre muchos otros que seguramente me estoy olvidando. Si ellos lo vieron es porque algo había para ver.

De hecho, yo mismo escribí algunas notas sobre la posibilidad de la crisis antes de que se desate,  precisamente en Iversor Global, la revista que actualmente edita Hernán. Obviamente no soy ningún genio de las finanzas ni tengo información privilegiada. Aunque siempre escucho ofertas…

Muchos pensábamos que se venían tiempos complicados a raíz de la burbuja crediticia. Personalmente, no sabía bien cuando empezaría ni que magnitud iba a tener. Obviamente me llevé unas cuantas sorpresas como todo el mundo. Estas cosas nunca son fáciles.

Me parece que puede ser un ejercicio muy interesante repasar un poco lo que escribí en ese momento. ¿Qué podía pasar? ¿Porqué? ¿Qué hacer al respecto?. La idea es que si yo pude analizarlo, cualquiera puede con un poco de tiempo y dedicación. Entonces los mercados no son puro casino.

En la revista Inversor Global, edición de Diciembre 2006 / Enero 2007 publiqué la nota “Como ganar dinero en medio de una Crisis inmobiliaria”, hablando sobre la posibilidad de que el mercado de Real Estate en USA fuera una burbuja a punto de estallar, y como capitalizar ese escenario en los mercados.

Copio textual:

“ El aumento acumulado del periodo 2000-2005 (en precios de viviendas de USA) es de casi 50% y en muchas ciudades los aumentos han sido significativamente mayores. La historia parece mostrar que los años de subas fueron compensados por bajas subsiguientes, registrando solo una pequeña tendencia a la alza en el largo plazo: ¿serán los niveles actuales de precios el reflejo de un cambio fundamental en los determinantes de valor de los activos?. De no ser así estamos presenciando la cima de la burbuja, el final de una fiesta cuyos costos deberán pagarse tarde o temprano.

El sector inmboliario ha sido un factor fundamental en la recuperación de la economía estadounidense desde 2001. El aumento en el precio de las casas tiene un efecto riqueza (mi casa vale más, soy más rico, puedo gastar más) fundamental para la economía. Además, dos de cada cinco empleos generados en el sector privado desde 2001 son en sectores relacionados con bienes raíces, construcción, ventas, hipotecas, etc. Existe un estudio del FMI donde se compara los efectos económicos de una caída importante en los precios del sector inmobiliario en distintos países durante 30 años. Se identifican 20 ejemplos de “explosiones de burbujas” y en todos menos uno de los casos las consecuencias fueron nada menos que una recesión.”

La nota continúa recomendando acciones para shortear (apostar a la baja):

“Algunos candidatos, en caso de que usted esté interesado en estudiar el tema, podrían ser los constructores de casas como Toll Brothers (TOL), Pulte Homes (PHM) y Lennar (LEN). Las empresas relacionadas con artículos para el hogar como Home Depot (HD) y Lowe´s Companies (LOW) podrían ver disminuidas sus ventas y beneficios con la baja de la construcción.

Lo mismo podría pasar con la empresas dedicadas a los materiales de construcción tales como Hanson (HAN) o American Standard (ASD). O los que se dedican a las casas prefabricadas, Champiom Enterprises (CHB) y Skyline (SKY) entre muchos otros.

Hay muchísimas empresas dentro de cada sector y varios otros sectores que pueden salir perjudicados con una crisis inmobiliaria norteamericana. Uno de los que parecen más vulnerables es el de los prestamistas hipotecarios, que podrían presentar menores ganancias a medida que cae la demanda de casas e hipotecas. Además, si aumenta la cantidad de créditos incobrables, estas empresas podrían sufrir un doble golpe. Algunos ejemplos son: Fredddie Mac ( FRE), Countrywide Financial (CFC) y New Century Financial (NEW).”

Varias de estas compañías, sabrán ustedes, están hoy quebradas.

La segunda nota al respecto de la posibilidad de la crisi, la publicamos mientras los mercados marcaban records a mediados del 2007.

Textualmente decía:

“Mientras escribo esta nota, durante los últimos días de Abril de 2007, el escenario financiero global brilla de optimismo. En la última semana el índice Dow Jones pasó su máximo histórico de 13000 puntos, y la mayoría de los índices bursátiles tanto norteamericanos como globales se encuentran en situaciones similares. Todo esto impulsado por buenos reportes de ganancias corporativas, alto crecimiento económico global y bajas tasas de interés.

La idea principal de esta nota es la siguiente: los gigantescos imbalances de la economía global  deben corregirse tarde o temprano, ya sea de forma equilibrada y auspiciosa o a través de una crisis o recesión. El mercado inmobiliario norteamericano parece estar dando señales de que la solución será mucho más dolorosa que la que esperan los mercados, y esto plantea al inversor la necesidad de posicionarse de forma adecuada ante tales circunstancias. Por supuesto, ningún escenario es seguro y cualquier predicción del futuro que pueda hacerse se limita a un análisis de riesgos y probabilidades. Sin embargo, es mi humilde opinión que los mercados están demasiado encandilados con el brillo solar actual y no dan la importancia adecuada a las nubes que se forman en el horizonte.

¿Y entonces que hacemos?

Medidas de Protección

Para una cartera de bonos, lo más recomendable sería salir de los activos más arriesgados y posicionarse en los de mayor calidad. Los bonos de mayor riesgo podrían sufrir duramente si se produce un aumento generalizado de defaults y de los spreads crediticios, mientras que los de alta calidad podrían beneficiarse con bajas en las tasas de interés.

En cuanto a las posiciones accionarias, debería usarse un criterio similar. Generalmente las acciones de mayor tamaño, prestigio y solidez financiera son mucho más resistentes ante los mercados bajistas. Ante este escenario sería recomendable posicionarse en empresas “blue chips” como Microsoft y Coca-Cola.

Medidas de inversión activa.

Una primera posibilidad para ganar dinero en un  mercado descendente sería a través de derivados. Por ejemplo, los puts le permiten a usted fijar un precio de venta para un determinado activo, beneficiándose en caso de baja del precio. Existen muchos tipos diferentes de derivados y estrategias para combinarlos, se recomienda sumo cuidado a la hora de estudiar estos instrumentos que pueden ser muy complejos en algunos casos.

Otra alternativa bastante adecuada serían los Bear ETF. Son ETFS que buscan replicar el resultado de una estrategia short (es decir, venta al descubierto en la cual el inversor gana si el activo baja de precio). La diferencia es que en este caso usted no tiene que asumir los riesgos de shortear  un determinado índice o activo. Existe buena variedad de estos ETF apuntando a diferentes índices y con diferentes niveles de exposición, lamentablemente no todos proveen adecuados niveles de liquidez.”

Mi conclusión es que al menos  la vimos venir. Si se puede ver, uno se puede proteger, y no está tan librado al azar como en la ruleta. No hay ninguna garantía de que veamos venir la próxima crisis, pero para eso tenemos sistemas de administración de riesgo. Y en todo caso, si no la vemos venir será responsabilidad nuestra.

Anuncios

Acerca de Andrés

Andrés Cardenal Consultor independiente de individuos y empresas en materia de inversiones y economía. Economista, CFA Charterholder. Contacto: andcardenal@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s