Inversiones de valor: la parábola del Sr Mercado

Las estrategias de valor son mucho más sencillas de lo que la gente habitualmente cree. Básicamente, consisten en comprar acciones cuando su valor intrínseco (el valor de la empresa como negocio) es mayor al precio de las acciones en el mercado.

La lógica es bastante clara: los mercados en períodos de depresión subestiman el verdadero valor de las empresas, mientras que durante los auges o las burbujas tienden a sobre estimar el mismo.

El inversor inteligente compra cuando los activos se encuentran subestimados por el mercado, y vende en caso contrario. Ben Graham, padre de las inversiones de valor, además de mentor de nada menos que Warren Buffett explicó claramente el concepto en su legendaria parábola del Sr Mercado.

“Supongamos que usted tiene una pequeña parte de un negocio privado que le costó U$D 1000. Por cierto, uno de sus socios llamado Sr. Mercado es muy activo. Todos los días le dice lo que piensa que vale su parte del negocio, y le ofrece comprarle su parte o venderle más a ese precio. A veces su sentido del valor y de los prospectos es plausible y justificado por los desarrollos del negocio y sus perspectivas. En otras ocasiones, su optimismo exacerbado o pánico excesivo toman control de su sus facultades, y ofrece precios ridículamente altos o bajos. Si usted es un inversor inteligente no permitirá que su comunicación con el Sr. Mercado afecte lo que usted cree que vale su negocio. Estará feliz de comprar cuando el precio es bajo o vender cuando el precio es alto. Pero el resto del tiempo, lo mejor que puede hacer es formar su propia idea sobre el valor del negocio, basándose en reportes de la compañía sobre sus operaciones y posición financiera”

Benjamin Graham, El Inversor Inteligente.

Si bien muchos creen que la parte complicada es estimar el valor de una compañía, nada más lejano de la realidad. Por supuesto que algunas empresas pueden ser más complicadas para valuar que otras, dependiendo de la solidez del negocio y la calidad de los reportes financieros.

Sin embargo, existe toda una gama de erramientas bastante difundidas para calcular el valor de una empresa. Obviamente puede haber diferentes opiniones acerca de ese valor, en función de los estimados que hagamos sobre el devenir del negocio. ¿Cuánto crecerán las ventas? ¿Cuáles serán los márgenes de ganancia? ¿Qué pasará con la industria y sus competidores?

Lo verdaderamente difícil es realizar una estimación independiente de ese valor, alejada de los movimeintos del mercado y las modas de la semana. Desarrollar un criterio propio, y sobre todo aprender a aplicarlo con consistencia, es la verdadera clave del análisis fundamental. Lo demás son solo algunas cuentas y estimaciones.

Un gráfico muy interesante, que muestra como la gran mayoría de las firmas de research en Wall Street no tienen la menor idea acerca del principal aspecto del análisis fundamental, es el que mostramos en la siguiente nota.  Es muy interesante analizar la confusión que tienen la mayoría de los analistas entre precio y valor para el caso Google (GOOG).

El Valor del Pensamiento Independiente

Anuncios

Acerca de Andrés

Andrés Cardenal Consultor independiente de individuos y empresas en materia de inversiones y economía. Economista, CFA Charterholder. Contacto: andcardenal@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s