La Nueva Economía.

Últimamente se está produciendo una serie de cambios muy importantes en la economía como ciencia.  Los aportes de otras disciplinas  como la psicología, la neurología, la biología y la física están buscando cubrir muchas de las falencias que la economía tradicional (economía neoclásica, podríamos decirle) no puede explicar.

Estos nuevos enfoques me tienen absolutamente fascinado, cualquiera que haya pasado algunos años en el mercado sabe que es absolutamente limitada la visión oficial que nos da la economía acerca del ser humano, y en particular del inversor. Un individuo que toma decisiones en un marco de absoluta racionalidad, conociendo todas las variables y sin dejarse influir por las emociones que pueden alterar la frialdad de sus cálculos. Los únicos que pueden llegar a creer en ese tipo de comportamiento en los mercados son precisamente los economistas que jamás tomaron una decisión de inversión.

El mundo real, en cambio, está plagado de errores, emociones y conflictos de todo tipo entre lo que la economía tradicional predice y lo que realmente sucede “en la cancha”. Un ejemplo de lo más sencillo: ¿Alguien tiene alguna duda de que los mercados financieros tienden a comportarse en manada? Las decisiones de unos afectan las decisiones de otros, todos compran  (venden) cuando los precios suben (bajan) y los precios suben (bajan) porque todos están comprando (vendiendo). Una simple observación de los gráficos de precios en los últimos años confirma a las claras la existencia de este tipo de comportamiento.

A esta altura no está todavía claro en qué medida los aportes de la psicología y otras ciencias podrán ayudarnos a entender mejor el comportamiento de las personas, pero hay un punto que me parece importante. Tener un mapa más completo y real acerca de la verdadera naturaleza de los individuos, tiene mejores chances de llevarnos a pronósticos acertados que un modelo ultra simplificado y plagado de supuestos irreales.

Más que bienvenida entonces la nueva economía, la de los individuos emocionales y falibles.

Anuncios

Acerca de Andrés

Andrés Cardenal Consultor independiente de individuos y empresas en materia de inversiones y economía. Economista, CFA Charterholder. Contacto: andcardenal@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Conceptos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s